Empezando

La clave

La clave principal para llevar adelante un buen plan de entrenamiento es la paciencia y constancia firme para poder progresar lenta pero efectivamente, de forma eficaz e inteligente.

Si estás acá y pretendes magia, este lugar no es para vos. En ComoCrecer te ofrecemos información valiosa, pero realista. No hay grandes cambios sin dedicación, y tiempo. Asi que si queres educarte sobre tu cuerpo, seguí leyendo.

Entrenamiento

Lo que marca la diferencia en un plan de entrenamiento que no es eficiente y uno que si lo es, es la Sobrecarga Progresiva. Leelo, leelo otra vez, decilo en voz alta, tatuatelo en la frente. Esto no se te tiene que borrar de la cabeza porque de ahora en más, todo se basa en eso, la sobrecarga progresiva.

Cuando entrenamos, rompemos fibras musculares, ya sea en una sentadilla, en un curl de bíceps o en una dominada. Cada uno de esos entrenamientos, el cuerpo los reconoce como estímulos, a los que luego obviamente responde reparando las fibras que rompimos, siempre y cuando las variables descanso y nutrición estén correctas.

Si hoy fuimos al gym, en el próximo entrenamiento seremos capaces de hacer un poco más que en el de hoy, porque? Porque habremos mejorado nuestro cuerpo, gracias al estímulo, que es el entrenamiento, le habremos dado la señal al cuerpo de que tiene que cambiar, nos nutrimos y descansamos para reconstruir nuestras fibras, esta vez más fuertes y en más cantidad que antes.

Es sencillo, son tres variables principales, Nutrición, Entrenamiento y Descanso. Si entendimos como se relacionan entre ellas, es porque estamos en buen camino, ya que con que falle una, nuestro plan no funcionará.

Nutrición

La nutrición es primordial, y hay que entenderla desde el punto de vista de la construcción. Funciona como combustible y como reparador. No hace falta aclarar que comer es indispensable para la vida, pero acá nos enfocamos en el fitness, en la forma y el estado de nuestro físico corporal.

Ya hablamos de entrenamiento, ya le dimos la señal al cuerpo de que queremos cambiarlo, ahora hay que construir esa mejoría, como? Comiendo. Borra de tu mente todas esas dietas que ves en internet o en cualquier otro lugar, donde te ofrecen dietas de esto, de aquello, que sin cosas dulces, que pastas no, elimínalo por completo, porque la nutrición es sencilla. No se trata de “Qué” comer, sino de “Cuanto”.

Puede parecerte confuso, y es porque necesitas información, pero quedate tranquilo/a que es muy sencillo de entender.

Nuestro cuerpo tiene un gasto total diario de calorías, definido por la edad, el peso, el porcentaje de musculatura, nuestra actividad diaria como entrenamiento, pasos, movimientos, funciones del cuerpo como metabolismo, renovación de la piel y tejidos, etc… todo eso se realiza con energía proveniente de la alimentación. Si nosotros ingerimos exactamente la misma cantidad de calorías que gastamos, nuestro cuerpo se mantendría igual, a lo que llamamos Mantenimiento. Cuando ingerimos menos de lo que gasta el cuerpo se le llama Déficit Calórico, y por el contrario, cuando ingerimos más de lo que gastamos estamos en un estado de Superávit Calórico.

Te preguntaras como saber aproximadamente cuanto gasta el cuerpo en todo un día, para poder así encaminarte con más precisión a tu objetivo, por eso acá vas a encontrar cómo definir la base de todo plan de alimentación, que es el gasto total.